Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2013

Sueños dormidos

Un sueño dormido es morir al tiempo para vivir con miedo, una verdad es el disfraz de las mentiras cuando estas hieren.
Cuando mirando tu reflejo se disipa la felicidad y al mirar tu anhelo se duerme la libertad.
Revisaba las trincheras que cubrían las oportunidades y aunque las encontraba las ignoraba y a paso inseguro huía.
Con un orgullo imbécil me aseguraba de que el tiempo escapara y que no cambiara nada, y aunque la maldita disciplina del desorden acomodara un hueco en mi pecho, habían razones para que todo fuese un hecho, habían canciones con frío y la monotonía bajo techo.
Las cuentas claras nunca conservaron nada entre los dos, los vientos no soplan a favor de una nave que nunca encalla por falta de orilla y si nadie sopla, no habrá viento que lo dirija.
Cuanto tiempo a durado nuestro tiempo? Cuanto tiempo el tiempo se detiene para no hacernos viejos sin los dos?. El tiempo me ha regalado silencio para que lo que oigas no sean palabras, para que lo que sientas no sea temor, m…

Antes de Dormir

El momento no es nuevo ni mucho menos el silencio de contexto en su vida, el se pasea las noches desde la orilla de su techo, su superficie de ensueño 15 pisos arriba, donde no se medita, se reacciona, donde no se sueña, se despierta de la realidad, donde cada paso que des sobre el cielo es un centímetro más cercano al suelo.

Se pierden las esperanzas de caminar, ya no es un mal si lo que tienes en mente es volar, se posa firme sobre su brocal al borde de un abismo inseguro, seguros son sus pasos hasta caer, hasta entender la razón por la que se pierde.

Noche a noche se desvanece y en el punto más crítico de su descenso, despliega sus alas a lo ancho de su persona, es la brisa la que le golpea, la que le dicta la tarea de un sentimiento preso en su pecho, la que le hace entender que no hay explicación para el fracaso, para el anhelo frustrado, para la impotencia de un corazón marginado, solo hay una salida la cual encuentra en esa brisa, la misma tomada de la mano con la adrenalina d…

Por no equivocarme

El palabreo es el sinónimo de la falta de argumentos, mis argumentos están muertos, y la dicha esta dormida frente a cualquier burdel de esta ciudad en la que viven mis sentimientos.
No hay porque insistir en lo que solo debe salir, durante tanto tiempo espere tapar con amor el placer y la locura, ser mas sincero y espontaneo aunque no implique emborrachar nuestras ganas.
Tengo tantos sueños por cumplir, y un día pretendí poner una barrera que dividiera mi vida, en la que por delante muchas cosas cambiarían y seguramente no me equivocaría, porque poner todo lo que pudiese sentir en un bolsito y entregártelo en tus manos parecía la mejor opción.
Es toda una vida la que esperance a tu lado, todo un martirio aceptarlo pero toda una dicha que lo vivamos. No quiero despertarme mañana y tener que pintar las memorias que yacen en mi morada, despegar los recuerdos que empotraste en el cuerpo de mi casa, no quiero despertarme y darme cuenta que al fin y al cabo... si me equivoque.