lunes, 4 de febrero de 2013

DO-8lor

¿Quien no se ha sentido perdido aún cuando sabe cual es su camino?.. Aún cuando estoy encaminado a esa cinta de color que se vislumbra en la meta, hay alternativas que seducen mi atención, hay penas que no se curan y deseos faltos de entendimiento. Aquí estoy yo de nuevo hablando con la nada, escribiendo sin ser específico y aguantando el frío a media madrugada.

E intentado repetidas veces perder la consciencia tan sólo acostando mis pensamientos en mi almohada, tan sólo imaginándome tan lejos y dejando de este lado lo que pueda aturdir mi paz.


Después de un rato me e dado cuenta que tomar el iPod y crear palabras me ayudaría, tal vez solo a distraerme mientras lo digo, mientras estoy claro de ello. Al mismo tiempo extraño, pienso y me hace falta, no se si sentir que me faltará o simplemente que aún luego eh de tenerte de nuevo.


Cualquier individuo dotado de letras entendería que esto más que un desahogo es un escape, y que mis palabras están cambiando de motivos con cada párrafo, porque si no hablo de cada cosa que pasa por mi mente no podría dibujar ese juego de trazos mezclados que representan mis pensamientos.


Tal vez si estoy loco, o tal vez me hacen falta tantas cosas que lo normal para mi es tan extraño,


No, sólo pienso que hasta lo diferente suele ser estereotipado, sólo pienso que hasta ser el único en correr contra el viento es correr acompañado, allí nacen las etiquetas y los prejuicios.


Espero que algún día sople la tierra y que los árboles se planten de cabezas, espero yo recuperar el aliento y perder la cordura de nuevo, sólo espero que el silencio nunca se calle, sobretodo cuando no quiero escuchar a nadie


Creo que de algo sirvió este coqueteo con mis notas, esta aventura con mis letras, el sueño me alcanza y el amor me espera, sólo quiero ya encontrar en mi mismo lo que se me perdió,


Así es como termina un escrito.

Con un suspiro y.. Un adios

viernes, 1 de febrero de 2013

El Salto al Silencio

¡Etapas!.. Es tan sencillo brincar la verja de sus leyes cuando te es posible.

Consejos me dictan que las viva, que disfrute las alegres y que sufra lo amargo, pero en cierto momento de mi vida me di cuenta que me he cansado, que aunque apenas he entrado a mi segunda década estoy cansado de poner el corazón en mis manos para no sentirlo más en mi pecho.

Equivocarme no era una opción; arriesgarme fue una decisión la cual no juzgo pero tampoco premio.


Los lazos de la inconsciencia me unía a una dicha efímera e inconstante, la misma que al venirse en ganas se hacía de su bipolaridad para arrastrarme la alegría tan lejos que no pudiese rescatarla

Estoy cansado, cansado de descansar en los brazos del miedo y vivir cansado de correr tras una luz que se desgasta en el tiempo

Vivir lo amargo no era una opción; dejar mi corazón en el pecho fue una decisión en la cual pienso día a día.


Abrazado a un sentimiento camino sobre una etapa mirando las que vendrían, las que son constantes y alargarían la vida de mi alegría.


Me canse de hablarle a mi silueta en el espejo, de reprocharme lo que tan mal pude haber hecho, he mirado las curvas del horizonte y pienso llegar a él y caminarlo sin prisa pero con ganas.


Ahora he mirado tus ojos y entre el iris del tiempo encontré la pasión que no le daba ánimos a mis letras, pero ellas aprenderán; aprenderán que su madre tristeza se ha ido y que su única familia es la dicha. Ellas se escribirán; escribirán la sinceridad que siempre las adornan, Ahora sin el miedo y con el gozo, con la valentía y sin el sufrimiento, ahora Contigo_ y _Sin ti.