domingo, 14 de septiembre de 2014

Mía

¡Hola!, Lectores. Este es un poema que escribí hace algunas semanas, fue una de esas inspiraciones que vienen de la nada, y de esos poemas que luego de escribirse, siento que no son míos, que no me pertenecen. El día 13-Septiembre tuve la oportunidad de presentarlo en el encuentro nacional Se Acabó La Ausencia, el cual presta espacios expositivos a artistas noveles del país. Este poema, para mi sorpresa, gustó bastante *-* así que decidí compartirlo.


Titulo: Mía
Audio: Si (ir al final)


Mía.

Ella piensa que no es mía.
Ella se desvanece en sentimientos 
al menos en pocos segundos.
Ella tropieza con el silencio, 
con mis labios custodiando los suyos.
Los míos , no tan sensatos
sonríen y desconocen lo que sucede,
pero ella piensa que no es mía,
y reacciona.

Ella piensa que no es mía,
que las estrellas no se posan en el cielo, por ella;
que cuando del cielo cae la lluvia, 
no es porque siento que algo la apena.
Guardo sus recuerdos fuera de mi mente 
por si algún día mi memoria se quebranta,
pero ella piensa que no es mía,
y se aparta.

Ella ha pensado que no es mía,
tanto tiempo.. tanto tiempo,
pero es mía,
al menos en silencio,
al menos sin que lo sepa,
y sin su consentimiento
yo pienso que es mía,
al menos en pensamientos,
al menos desde adentro.

Ella piensa que no es mía,
y por eso, precisamente por eso,
no es mía;
porque no encuentro la manera 
de que los besos no sean efímeros,
de que se esfume la idea de olvidarse de lo sentido,
no más, ya no mas.

Ella desconoce que a mis ojos
el tiempo la adorna,
incluso que sus besos
ahora son versos de mis hojas.
Yo guardo su sonrisa en el pecho
por si el olvido es inevitable algún día,
pero ella piensa que no es mía ,
y yo reacciono y pienso: ¡mierda! 
quiero que seas mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario