Ir al contenido principal

DO-8lor

¿Quien no se ha sentido perdido aún cuando sabe cual es su camino?.. Aún cuando estoy encaminado a esa cinta de color que se vislumbra en la meta, hay alternativas que seducen mi atención, hay penas que no se curan y deseos faltos de entendimiento. Aquí estoy yo de nuevo hablando con la nada, escribiendo sin ser específico y aguantando el frío a media madrugada.

E intentado repetidas veces perder la consciencia tan sólo acostando mis pensamientos en mi almohada, tan sólo imaginándome tan lejos y dejando de este lado lo que pueda aturdir mi paz.


Después de un rato me e dado cuenta que tomar el iPod y crear palabras me ayudaría, tal vez solo a distraerme mientras lo digo, mientras estoy claro de ello. Al mismo tiempo extraño, pienso y me hace falta, no se si sentir que me faltará o simplemente que aún luego eh de tenerte de nuevo.


Cualquier individuo dotado de letras entendería que esto más que un desahogo es un escape, y que mis palabras están cambiando de motivos con cada párrafo, porque si no hablo de cada cosa que pasa por mi mente no podría dibujar ese juego de trazos mezclados que representan mis pensamientos.


Tal vez si estoy loco, o tal vez me hacen falta tantas cosas que lo normal para mi es tan extraño,


No, sólo pienso que hasta lo diferente suele ser estereotipado, sólo pienso que hasta ser el único en correr contra el viento es correr acompañado, allí nacen las etiquetas y los prejuicios.


Espero que algún día sople la tierra y que los árboles se planten de cabezas, espero yo recuperar el aliento y perder la cordura de nuevo, sólo espero que el silencio nunca se calle, sobretodo cuando no quiero escuchar a nadie


Creo que de algo sirvió este coqueteo con mis notas, esta aventura con mis letras, el sueño me alcanza y el amor me espera, sólo quiero ya encontrar en mi mismo lo que se me perdió,


Así es como termina un escrito.

Con un suspiro y.. Un adios

Comentarios

Entradas populares de este blog

ESTOY NOMINADO A LOS LIEBSTER AWARD

¡No puedo creer que esté publicando por aquí!

Hace muchisimo tiempo que no publicaba una entrada en mi antaño y queridisimo blog personal. De todas maneras tengo que confesar que venía desde hace semanas dándole vueltas a mi cabeza, mortificándome al pensar qué podría publicar para reactivar el mismo. Pero parece que me han leído la mente y es que ME HAN NOMINADO a los Liebster Award. El responsable es el amigo y colega de la poesía, el Sr. Armando Colina del blog Memorias de Armando. El fue nominado, respondió y luego me nominó a mi.. si saben, ¿no?.. ¿si? Ok!


Bueno, la cuestión y el chiste de todo esto es que yo debo responder algunas preguntas que hizo tan amablemente el señor Armando para que ustedes, lectores, me conozcan un poquito más, y al final de las mismas redactaré algunas para nominar a otros bloggers, aunque hasta el momento NPI de a quién nominaré.

¿Comenzamos?
¿Cuándo decidiste administrar un blog y por qué?
Bueno, para que sepan, yo tengo 25 años al momento de este pos…

Mía

¡Hola!, Lectores. Este es un poema que escribí hace algunas semanas, fue una de esas inspiraciones que vienen de la nada, y de esos poemas que luego de escribirse, siento que no son míos, que no me pertenecen. El día 13-Septiembre tuve la oportunidad de presentarlo en el encuentro nacional Se Acabó La Ausencia, el cual presta espacios expositivos a artistas noveles del país. Este poema, para mi sorpresa, gustó bastante *-* así que decidí compartirlo.

Titulo: Mía Audio: Si (ir al final)

Mía.

Ella piensa que no es mía. Ella se desvanece en sentimientos  al menos en pocos segundos. Ella tropieza con el silencio,  con mis labios custodiando los suyos. Los míos , no tan sensatos sonríen y desconocen lo que sucede, pero ella piensa que no es mía, y reacciona.
Ella piensa que no es mía, que las estrellas no se posan en el cielo, por ella; que cuando del cielo cae la lluvia,  no es porque siento que algo la apena. Guardo sus recuerdos fuera de mi mente  por si algún día mi memoria se quebranta, pero ella piensa…

Surge en la mente

En el perfume colecciono recuerdos 

    de lazos que se han roto, 

    que no atan ni remordimientos 

    porque ha durado tanto lo bueno 

    que inhiben a los pensamientos de  rencores 

    que puedan escudarse dentro del pecho.


    Una luz titilante atrapa, en sus segundos más oscuros, 

    los quejidos de sus huellas,

    que se alejan ahuyentadas, como atemorizadas, 

    sin zapatos que llenar

    y reconocen de lo que han dejado detrás, 

    un pasado frenético de amor empapado en besos,

    oscuridad 

    y sábanas acostumbradas a dos cuerpos en uno.



    El peso de una historia que se contó a medias 

    me deja desviada la vida 

    al tiempo que se evapora la distancia entre los dos, 

    y le cuento incluso a las hojas ya escritas 

    que los poemas no me caben en la mente.

    Que tengo millas perdido en la carretera... 

    y lineas perdido en tu verso.